Cómo optimizar tu web basada en WordPress

Te damos unos consejos para optimizar tu Worpdress, mejorando su velocidad y rendimiento.

Debido a su gran versatilidad, su facilidad de gestión, la gran cantidad de plugins, gratuitos o de bajo coste, y sus enormes posibilidades, alrededor 35% de las webs actuales utilizan WordPress como CMS principal según los últimos datos.

Aun así, no todo es positivo. WordPress puede resultar un poco lento en algunos entornos y aquí os contamos cómo podemos optimizarlo y mejorar su velocidad. Algunos pasos pueden ser complejos, por lo que en algunos casos se requerirá tener conocimientos de programación o de funcionamiento web.

Por qué mejorar la velocidad de mi web hecha en WordPress

Existen varios motivos para mejorar la velocidad de tu web. La primera y más evidente és la experiencia de usuario. Y es que los últimos datos nos indican que un usuario, de media, no acepta esperar más de 4 segundos para la carga de una página web. Si nuestro WordPress tarda más en cargar posiblemente perdamos esa visita, lo cual puede incurrir a una menor conversión (menos compras, menos formularios de contacto, menos interacción…).

El segundo motivo es que, parcialmente, influye en el posicionamiento de tu página web en buscadores como Google. Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que Google cada vez da más importancia a la versión móvil de la web y, por ende, se fija más en la velocidad de carga entre otros factores. Hablamos de ‘parcialmente’ porque hoy por hoy no es un factor decisivo para el posicionamiento, pero puede ayudarnos a desempatar con nuestra competencia. Aunque nada nos asegura que el día de mañana sí lo sea (de hecho todo apunta a que así será).

Os mostramos un ejemplo de uno de nuestros clientes, Ibaica, con una puntuación excelente. Conseguida gracias a los esfuerzos de Cactus Seny Gràfic.

Cómo mejorar la velocidad de una web hecha en WordPress

Lo primero que necesitaremos es saber como medir la velocidad, ya que puede ser un poco subjetivo. Para ello utilizamos herramientas como Pagespeed Insights de Google. Esta herramienta nos mostrará el estado de nuestra web y si requiere o no actuación. Conseguir una puntuación excelente en Pagespeed Insight es bastante complejo y no todos los entornos nos permitirán realizarlo. Siempre buscaremos el mejor de las puntuaciones sin sacrificar otros elementos como la performance y la experiencia de usuario (la manera en que se cargan los elementos y cómo se ven durante la carga).

Optimizar las imágenes de nuestro WordPress

Un punto principal es la optimización de imágenes. Dependiendo de la web, las imágenes pueden suponer un 70% de la carga de la misma, por lo que conviene que estén bien optimizadas.

Podemos optimizar las imágenes ajustando el tamaño y la calidad: desde Cactus recomendamos subir imágenes web que no superen los 1920px de ancho (si se han de ver en pantalla completa) y reduciendo la calidad, evitando que pesen más de 500kb.

Otra forma de hacerlo (complementaria a la anterior) es utilizando nuevos formatos de imágenes como webP o Afiv: estos nuevos formatos lossless permiten la reducción de las imágenes sin pérdida visible de la calidad. Esta modificación la necesitaremos aplicar para aprobar la auditoría de Pagespeed Insighs. Plugins como Imagify.io o Smush realizan funciones de este estilo y pueden ser útiles.

Utilizar un sistema de compresión por caché en nuestro WordPress

¿Qué es un sistema de compresión por caché? Para que se entienda fácilmente, podemos comprimir toda nuestra web (o página a página) en un único archivo. El navegador usuario se descarga, descomprime e interpreta ese archivo de forma directa.

Esto es muy útil, ya que hay muchos archivos que no cambian a lo largo de la vida de la página web (por ejemplo: las tipografías, algunas imágenes como el logo, algunos estilos como los del menú, pie…). Así que el navegador del usuario no necesita descargar cada vez esos archivos, sino que ya los tiene almacenados en caché, reduciendo considerablemente el tiempo de carga.

Plugins como W3 Total Caché o Wp Rocket permiten estas funcionalidades, pero son plugins extremadamente sensibles que pueden desmontar tu web (estilos y scripts) si no se va con cuidado.

Utilizar la última versión de PHP en el servidor

A resumidas cuentas, WordPress se basa en la tecnología MySQL para almacenamiento de datos y PHP para la lectura de los mismos. Tener la última versión de PHP nos garantizará trabajar bajo la versión más optimizada y, por lo tanto, más rápida (actualmente 8.2). Podremos reducir sensiblemente el tiempo de respuesta del servidor, sirviendo peticiones más rápido.

Nuestro proveedor de hosting debe tener la posibilidad de cambiar la versión de PHP desde el panel de gestión, pero, de nuevo, hay que vigilar, ya que se requiere que nuestro WordPress, plugins y plantillas estén actualizadas a la última versión. Además, si hay un desarrollo personalizado también puede verse afectado con este cambio.

Hay que tener en cuenta que WordPress se va actualizando, y con el tiempo la versión PHP con la que trabajemos puede resultar obsoleta, por lo que conviene ir actualizando progresivamente. De lo contrario no podremos actualizar nuestro WordPress y puede suponer un importante problema de seguridad.

Minificar y unificar estilos y scripts en nuestro WordPress

¿Mini… qué? Minificar significa comprimir. Generalmente cualquier tipo de programación se escribe con espacios y saltos de línea, similar a una escritura normal. La minificación elimina esos espacios, tabuladores, saltos de línea innecesarios. Convirtiendo nuestros estilos y scripts en, literalmente, una línea interminable y bastante difícil de leer. Eso sí, reduciendo el peso de nuestro documento un 30, 50 o 80%. A todo eso, si en vez de recurrir a 10 documentos, recurrimos a tan solo 2, el servidor nos recompensará con un mejor tiempo de respuesta y, por lo tanto, mayor velocidad en nuestra web.

Los anteriormente citados W3 Total Caché o Wp Rocket consiguen minificar nuestros estilos, pero como la programación web a veces depende de qué se carga antes o después. Podemos encontrar que nuestra web no se ve del todo bien. Posiblemente no podamos minificar y unificar todos los estilos y scripts y debamos crear ciertas excepciones.

Optimizar el contenido para ordenador y para móvil.

Sin duda, una de las tareas más complejas. Evidentemente, necesitamos que nuestra web se adapte a diferentes dispositivos y su visualización sea correcta (lo que entendemos como comportamiento responsive) pero no hablamos de eso en este punto.

Google Pagespeed Insight suele pedirnos que la versión en móvil tenga menos contenido y no se conforma con que lo ocultes, directamente no lo quiere en el código. Eso implica eliminar bloques completos (desde el server side, es decir, en PHP) para minimizar la cantidad de código de la página

Finalmente, mantén tu WordPress, plantilla y plugins actualizados

Mantener actualizados todos los elementos de WordPress nos asegura trabajar con las versiones más optimizadas de plugins, WordPress, plantillas, etc. Tanto los desarrolladores de WordPress, como los de plugins y herramientas de terceros, van optimizando poco a poco para ofrecer el mejor servicio. Mantener tu WordPress actualizado garantizará una pequeña mejora en el tiempo de carga.

¿Cómo te podemos ayudar a mejorar la velocidad de tu web?

Desde Cactus podemos ayudarte a mejorar la velocidad de tu página web aplicando todas estas mejoras citadas (y mucho más). Nuestros clientes disfrutan de las versiones premium de los plugins que hemos ido citando, sin coste para ellos. Ya que como agencia disponemos de licencias ilimitadas para infinidad de webs. Si quieres que te ayudemos a mejorar la velocidad de carga de tu WordPress tan solo tienes que contactarnos.